LA CRIANZA DEL ZINC

UN VERDADERO ESPECTÁCULO,

Tiene esa propiedad el zinc de mejorar con los años y  y así lo viene demostrando desde hace siglos. Podemos contemplar cubiertas muy longevas que siguen ofreciendo su peculiar hermosura . La chapa de zinc posee esa característica tan particular de autoprotegerse creando una pátina superficial que a la vez le hace ir cambiando de tonalidad,  adquiriendo diferentes tonos que terminarán siendo homogéneos  ofreciendo así su  espectacular belleza, adornando a la vez cualquier edificación en la que esté instalado.
En nuestro afán de seguir la evolución de las cubiertas que realizamos  , hacemos revisiones periódicas,  extrayendo de ellas datos  muy importantes tales como son el comportamiento de la chapa, la respuesta a los sistemas de instalación que utilizamos y como no, los cambios de tonalidad que va adquiriendo .

Hace un año que terminamos una de las instalaciones más arriesgadas. La cubrición de Las    BODEGAS Y VIÑEDOS ARTADI, Se trataba de cubrir con chapa de zinc  las edificaciones que cobijan los aposentos de las diferentes añadas de vino que la renombrada bodega tiene en LAGUARDIA ( ÁLAVA) . No fue fácil la decisión de confiar en el zinc para cubrir tales edificios. Escudriñando en las características del metal, se llego a elegir como suministrador a Aturiana de laminados “EL ZINC”. eligiéndose el zinc natural como mejor opción.  Pues a las prestaciones que se le requieren hay que sumarle el aporte visual que significa por tratarse de un espacio  situado estratégicamente a un kilómetro del centro de la Bella Ciudad y visitado por centenares de personas de los cuatro continentes.

Un año después, las cubiertas  no pasan desapercibidas, ofrecen un  espectáculo visual de lo más llamativo, el zinc  va presentando un colorido inigualable, las chapas están estabilizadas con una planimetría perfecta.  Así se irá comportando el zinc durante los años protegiendo los vinos  en su crianza.

¡Los vinos se irán renovando, pero el zinc perdurará inalterable  viendo pasar  múltiples añadas!.

IMÁGENES UN AÑO DESPUÉS

M. Álvarez