CURSO SUPERIOR DE ESPECIALIZACIÓN EN GESTIÓN DE OBRAS DE REHABILITACIÓN

Un auténtico privilegio para quienes asisten a estos cursos. Sin duda, se adquieren  unos conocimientos que llegan directos desde personas que dominan los oficios que se tratan, que además tienen esa capacidad de poder explicar haciendo entendibles sus vivencias en los trabajos que desarrollan, resumir en horas el día a día de muchos años de trabajo.  Los alumnos pueden presumir de llevarse en mente un amplio conocimiento sin adornos, que se ciñe estrictamente al comportamiento de los materiales con la más absoluta veracidad.

El comportamiento real de los materiales observado en el tiempo, del que se van sacando datos indispensables para culminar obras con acierto.
A la hora de planificar una obra, lo que más vemos es carencia de conocimientos por parte de quienes tienen que dirigirla, esto hace que mellen las improvisaciones y se termine haciendo caso de quien más suele convencer, suele ser el oficio quien va dictando las secuencias a seguir muchas veces al amparo de “esto funciona porque lo hacemos siempre así”.

Son los directores de obra, los facultativos, los encargados quienes tienen que conocer a fondo la materia que dirigen. Desafortunadamente las Facultades no abrazan en profundidad ciertas materias vitales en la construcción como pueden ser las cubiertas, pero aún así terminan certificando estudios no conocimientos, conocimientos, amplios conocimientos son necesarios para dirigir ciertas instalaciones.

La fundación laboral de la Construcción de Santiago de Compostela, pionera en este tipo de formación, da la magnífica oportunidad de adquirir conocimientos y de ello pueden sentirse orgullosos todos los asistentes, pueden sentirse portadores de conocimientos muy necesarios para sus profesiones y muy difíciles de obtener ¡ felicidades para ellos !

M.Álvarez