GOTERAS EN LAS EDIFICACIONES

PUEDEN ACARREAR LA RUINA DEL EDIFICIO.

Se define como gotera como  la continuación de gotas de agua que caen en un edificio u otro espacio techado.

las goteras de los edificios no tienen solo el inconveniente de penetrar el agua en las habitaciones, si no que,  además, pueden llegar a pudrir incluso las armaduras estructurales, llegando a oxidar los elementos pudiendo ocasionar derrumbamientos parciales  incluso la destrucción del edificio.

El agua, al pasar gota a gota, va empapando los morteros o los elementos que encuentra a su paso extendiéndose en virtud de capilaridad y crea una atmósfera húmeda caliente que contribuye a los efectos mencionados.

las goteras se deben a varias causas siendo la principal la desorganización de los tejados .
Las goteras se conocen por aquellas grandes manchas que se presentan en los cielos rasos . los cuales, al secarse el agua se agrietan y al ocurrir nueva lluvia, penetra el agua en la habitación.

Cúpula protegida por plancha de plomo con un sinfín de goteras

Dicho todo lo anterior, las goteras, la entrada de humedad en las edificaciones traen de cabeza a sus moradores. No dejan de ser la goteras, con la destrucción que conllevan, un buen recurso para los oportunistas (alquimistas) que ofrecen remedios para todo, cuando  el verdadero remedio supone atajar el origen del daño de raíz, es decir, averiguando el origen y reparándolo de forma efectiva. El término reparar tiene un significado limpio que define perfectamente nuestro diccionario y es:  “Hacer los cambios necesarios a una cosa que está estropeada, rota o en mal estado para que deje de estarlo”.  Fácil es de entender que reparar significa volver algo desarreglado a su estado primitivo  o reemplazándolo a fin de conseguir la efectividad que se persigue.

En principio deberíamos respetar que en la actualidad, cualquier material de comercio, goza de las requeridas garantías para su aplicación, por lo tanto, el material fuera de sospecha. Pero si se manifiesta la disfuncionalidad, hay causa y, ¿ A quién se le inculpa ? ; Sin duda, hasta la fecha, en lo que incumbe en este artículo, Los materiales están a disposición, pero necesariamente se necesita la mano de obra, para su puesta en servicio.

Precisamente, del manejo y puesta en servicio de los materiales parte el origen de la de la disfuncionalidad. Los materiales se sirven y se disponen a la mano del profesional instalador para un ideal empleo. Desafortunadamente, la falta de profesionalidad y oficio acarrea instalaciones ineficaces que pueden terminar siendo ruinosas.

Resultado de una reparación, canalón resquebrajado

Ver humedad en el interior de una edificación es alarmante, produce inquietud,

Cubierta de zinc reparada con materiales sintéticos
Cubierta de zinc reparada con materiales sintéticos

máxime si se presenta exagerada. Conlleva eso a buscar remedio inmediato y no faltan quienes ofrezcan soluciones acorde con la  necesidad de resolver. Soluciones magistrales en la mayoría de los casos, soluciones inmediatas, pero sin garantías. Podríamos plantearnos una pregunta, ¿ Como alguien que no tiene ni puñetera idea de lo que es una cubierta de pizarra, de zinc, de cobre o de plomo, puede ofrecer productos diciendo que reparan definitivamente las imperfecciones de dichas cubiertas?  Ofrecen los oportunistas productos siempre sintéticos, láminas etc. Es de reconocer que las goteras se producen porque algún orifico permite la entrada de agua, es tan fácil como obstruir el agujero para conseguir la impermeabilidad. La manera más efectiva una amalgama o un producto que la porte.  Hay quienes se atreven a dar garantías de efectividad hasta de 30 años. Vamos, una coña.

Este artículo se realiza en relación a las cubiertas de zinc,, cobre, plomo o pizarra que es de lo que este autor entiende.
Cualquier defecto que presente un cubierta, sea o no causa de goteras, tiene reparación, reparación que ha de efectuarse huyendo de materiales u elementos experimentables: No se debe permitir la reparación de una cubierta de zinc, cobre, plomo. pizarra  con telas, pinturas de caucho. Tajantemente, sin abundar en la infinidad de productos que hay en el mercado. Las cubiertas han de repararse con los mismos materiales de que se componen, todo lo demás es infructuoso. las reparaciones se han de efectuar por personas con oficio, ellas se atreverán a dar las mejores soluciones. la intervención de oportunistas suele traer consigo males que llegan a la ruina general de la cubierta. ¿Como una cubierta de zinc, cobre, plomo pizarra puede llegar a repararse a base de pinturas, láminas asfálticas u otros elementos que no tienen absolutamente nada que ver con los materiales originales? Por mucho que cueste aceptarlo, hacerlo, sencillamente es un acto de irresponsabilidad. Muchas son las cubiertas que hay que retirar a consecuencia de haberse realizado esas mágicas reparaciones que en la mayoría de los casos no superan el primer ciclo de servicio. Han de ser conscientes los reparadores de que en una cubierta de zinc o cobre por ejemplo, se alcanzan unas temperaturas muy elevadas y los materiales sintéticos no las soportan, los metales expuestos tienen un comportamiento dinámico al que no le acompañan en armonía lo adyacentes que usan para las reparaciones, esto conlleva nuevos agrietamientos y así se irán sucediendo las aplicaciones unas sobre otras en medida que se manifiestan las goteras, Finalmente, amen del gasto que hubo que asumir ya no hay posibilidades de hacer nuevas reparaciones, teniendo que definitivamente retirar íntegramente las cubiertas.

M. Álvarez