CAMBIO DE COLOR EN LA CHAPA DE ZINC

CAMBIOS DE TONALIDAD EN LA CHAPA DE ZINC

Pregunta común cuando nos disponemos a instalar una cubierta con chapa de zinc natural. ¿cuanto tiempo va a tardar en perder el color? Antes de nada conviene entender ese término de “natural”,  El zinc que actualmente se comercializa en el mercado y para cubiertas, se produce en las fabricas bajo unos parámetros de calidad  similares conforme a unas normas específicas. Si bien, por lo que hemos podido ver, difieren bastante unas de otras el proceso de laminación. Nuestra última visita la hemos realizado a Asturiana de Laminados (“ELZINC”), en donde pudimos ver un proceso fundición y laminación de vanguardia, lo que sin duda repercute en las características finales de la plancha de zinc.  Cuando decimos zinc natural, nos estamos refiriendo a una calidad de sin más aditivos “hasta la fecha” que aquellos precisos para que el metal preste su mejor servicio. Generalmente, los aportes de otros metales a la fundición, que aquí nos importan” suelen ser pequeñas porciones de cobre y titanio. Una vez fundido, se lamina hasta conseguir el grosor y anchura  deseado, consiguiendo así una bandas embobinadas de gran tonelaje de color parecido al de la plata pulida, se identifica como blanco agrisado con viso azulado y lustre metálico intenso, este es el zinc natural, si bien algunos dan en llamarle zinc titanio, o zinc al titanio,  poco se menciona el cobre y nada se dice zinc al cobre, será por el poco atractivo de la expresión.

Conviene saber, que una vez terminado el proceso de laminación y el zinc esta en condiciones de ser utilizado en obra, es cuando puede sufrir las demás cambios de acabado, siempre superficiales, y de ahí salen las diferentes tonalidades. De estos procesos de cambios de tonalidad, sus formulas secretas están muy bien guardadas por los fabricantes, nosotros solo pudimos ver la majestuosa maquinaria, en la fabrica ya citada,  y como entra el metal de un color y sale de otro, la explicación que nos han dado, “secreto profesional” nada más. Estos acabados, que se van a presentar en infinitas tonalidades, hasta el punto que si se hace en etapas distintas no se garantiza la misma tonalidad “algunos fabricantes”, son los que evitan  la belleza de la transición del color natural al que ofrece el patinado, gris opaco, que es el verdadero color y por el que se identifica a primera vista, incluso de profano, una cubierta de chapa de zinc. Todo lo demás es un surtido de colores que no dejan de ser interesantes para quienes quieren para sus cubiertas la calidad del zinc sin excusas pero viéndolo del color que le apetece.  En el fondo lo importante es que es zinc. 

HE AQUÍ LA RESPUESTA A COMO SE PRODUCE EL CAMBIO DE COLOR EN LA CHAPA DE ZINC NATURAL 

En contacto con el aire seco el zinc conserva su color brillo a la temperatura ordinaria; en el aire húmedo se cubre de una película gris que preserva a las capas inferiores de ulterior oxidación. Esta película está formada por una mezcla de hidróxido y metal; al cavo de algún tiempo toma  color blanco por la acción del ácido carbónico, formándose carbonato bárico hidratado, este se adhiere bien pero es soluble en el agua que contenga anhídrido carbónico y amoníaco. La oxidación del zinc es tanto mayor cuanto  más grosera   es su estructura cristalina.

Como producto secundario se forma peróxido de hidrógeno. El aire en movimiento oxida más el zinc que el aire en reposo. Según la proporción de gas carbónico que contenga, el aire húmedo actúa con distinta intensidad; la acción es más enérgica en presencia de gas sulfuros.

Podemos asegurar que el proceso de cambio de color es relativamente corto. Aunque el proceso comienza desde el mimo momento que se instala . en algunas zonas geográficas el cambio de tonalidad vivible se puede producir en un par de días siempre que se coincida con la atmósfera que lo obligue. En cualquier caso, el zinc va a dejar su brillo en tiempo muy breve, irá pasando a una tonalidad más gris y opaca, no deja de ser atractiva esta transición la que nos permite ir contemplando la belleza del cambio que terminara finalmente en una estabilidad perpetuacubiertas-de-zinc

Para evitar este proceso visual de cambio de tonalidad se suele acudir a la elección de chapa pre-patinada de nombres comerciales conocidos, que a priori no tienen más que eso, un color diferente desde el inicio a parte del precio significadamente mayor, color similar que la chapa de color natural va a terminar adquiriendo.

Nota: todos los artículos y publicaciones que se hacen en la Página Web de Cumalsa, S.l. proceden de sus propias investigaciones tanto de campo como de informaciones recopiladas de diferentes textos asociados con la materia. Por lo que están amparadas por derechos de autor.  Se prohíbe  el copiado o la difusión por otro cualquier medio sin permiso por escrito del  del autor. 

M. Álvarez