DIFERENTES PATOLOGÍAS EN LA HOJA DE ZINC

FENÓMENOS AMBIENTALES O ATMOSFÉRICOS PUEDEN LLEGAR A DESTRUIR LA CHAPA DE ZINC

Es lamentable tener que decir que seguimos viendo cubiertas de zinc con diferentes patologías muchas veces inexplicables.
Venimos hablando con frecuencia de las corrosiones que derivan principalmente de la incompatibilidad de la chapa de zinc con los soportes,  también de las corrosiones por tensión.
A medida que va pasando el tiempo, cada vez con más frecuencia verificamos cubiertas de zinc en mal estado y vamos viendo, al menos para nosotros, nuevas patologías que nos invitan a un estudio en profundidad sobre el comportamiento del metal.  Patologías que nada tienen que ver con los soporte y ni tan siquiera con un mal empleo del metal, pues aún cuidando meticulosamente la instalación, eligiendo la calidad que más nos convence, vemos resultados de muy difícil razonamiento científico, sin embargo son de tal calado que llevan la cubierta o partes de la misma a su total ruina.

Poco nos habíamos parado, por desconocidas, a hablar de las roturas que inexplicablemente se producen en las chapas cuando estas gozan de libertad de movimientos, roturas que surgen en cualquier parte de las chapa sin ninguna explicación y en muy cortos periodos de vida. Podemos aseverar  que en  un  año de vida se pueden presentar roturas irreparables en las chapas.
Estamos trabajando en la investigación de estas patologías extrañas. A priori si tenemos algún dato claro y es que;  antes de disponerse a hacer una cubierta hay que tener  bien en cuenta, su ubicación, la zona geográfica y la atmósfera reinante. Esto nos conducirá a planificar el sistema de instalación más adecuado, elegir el grosor más idóneo o sencillamente desechar la utilización del material.
Aunque ya habíamos visto con anterioridad roturas extrañas en algunas chapas,    siempre lo hemos asociado con tensiones. Sin embargo, en una inspección reciente, nos llamó poderosamente la atención lo dañadas que estaban algunas chapas con un año de vida en la cubierta. Una cubierta realizada con esmero que inexplicablemente acusa preocupantes roturas.
Aún no tenemos la certeza exacta  de cuales son los fenómenos que dan pie a algunas patologías, pero la realidad está ahí, por tanto,  algún fenómeno la provoca. Barajamos aún muchas incógnitas, si podemos adelantar que la chapa de  zinc no lo puede todo, fenómenos ambientales o atmosféricos pueden llegar a hacerla inservible.
M. Álvarez

Nota: Imágenes y texto protegidas por derechos de autor