Ventilación interior de la chapa de zinc.

NECESARIA O IMPRESCINDIBLE

En el caso de las CUBIERTAS DE ZINC, mucho se tiene hablado de la ventilación interior y su importancia. EL ZINC, empleado en cubiertas, es un material muy peculiar y merece de exquisitos cuidados para que de un resultado optimo, de no tener unos buenos conocimientos sobre el comportamiento en el tiempo de este material, el resultado de la instalación a no muy largo plazo es ruinosa.

Hemos asistido a restauración de cubiertas realizadas en zinc con una antigüedad importante y curiosamente carecían de cámara de ventilación interior. ¿ ES IMPRESCINDIBLE QUE EL ZINC ESTE VENTILADO POR SU CARA INTERIOR? . Para asegurarnos podemos decir que si, si tenemos en cuenta lo que hemos visto quizás podríamos aventurarnos. Asistimos más a la reparación de cubiertas fruto de una instalación deficiente que a causadas por perforaciones consecuencia de una deficiente o nula ventilación.

El zinc, en nuestro país en los inicios se ha instalado  mayormente en zonas portuarias, en el centro y edificios singulares de algunas ciudades,  se ha empleado en fachadas y cubiertas. De estas podemos extraer algunos datos, el principal es que se han cuidado más de asegurarse los instaladores de que el zinc tuviese libertad de movimientos que de una buena ventilación. Nos hemos encontrado con cubiertas realizadas sobre yeso, únicamente separada la chapa por un papel intermedio, en ocasiones también hemos asistido a reparaciones de cubiertas instaladas directamente sobre entablado de madera sin ninguna ventilación. ¿ Y cual ha sido la causa por la que la cubierta llego a la ruina ? Perforaciones y roturas por fatiga.chapa cortada para perfilar 2 Curiosamente, observadas las perforaciones, en su mayoría eran iniciadas desde el exterior, causadas por la polución ambiental, las roturas por fatiga por muy controladas que estén las dilataciones, a lo largo de los años suelen producirse en algunos puntos concretos, lo que se pudo evitar con inspecciones periódicas y reparaciones eficientes. Ocurre, en la mayoría de los casos, que decidimos intervenir en la cubierta cuando vemos la humedad, si bien, esta en muchas ocasiones se manifiesta a nuestra vista cuando lleva años produciéndose, por ello es recomendable revisar las cubiertas con cierta frecuencia. Hay que añadir que, prácticamente todas las cubiertas están realizadas con junta de listón y con chapas de máximo 2 metros.

En los últimos años, el empleo de ZINC EN CUBIERTAS ha sido masivo. La oferta de profesionales muy escasa, nos hemos ido instruyendo a base de ir viendo los resultados, es decir que de los errores hemos ido adquiriendo el oficio. El laboratorio de ensayos es el paso de los años. Claro, que si el ensayo sale mal, la ruina es para quien decidió que su cubierta se realizase en ZINC.

VEAMOS: Hay quien recomienda a pies juntos el siguiente soporte; SOBRE UN FORJADO DE HORMIGÓN, UN ENRASTRELADO, UN PANEL CONTINUO y SOBRE EL UNA LÁMINA ALVEOLAR. SOBRE TODO ESTO LA CHAPA DE ZINC.

LA PRIMERA PRECISIÓN: la losa de hormigón, indudablemente tiene un contenido importante de humedad, sobre ella instalamos el rastrel para fijar los tableros, dejamos por tanto una cámara entre la losa y el tablero, esta cámara es hermética, ¿ qué ocurrirá ahí dentro. Para más abunde, ponemos una lámina sobre el tablero, lo que ayuda a que esa cámara quede con la mínima o nula transpiración.

Instalado el zinc en este soporte, entre la chapa y la lámina entenderemos que quedan bolsas de aire, estas al calentarse aumentan su volumen y obligan a la chapa a hacen movimientos llegando muchas veces a deformarse, estos movimientos continuados, son causa de la rotura por fatiga. PODRÍAMOS QUEDAR MÁS SEGUROS SI PROCEDIESEMOS DE LA SIGUIENTE FORMA:

SOBRE EL FORJADO, INSTALAMOS LOS RASTRELES Y POSTERIORMENTE UN ENTABLADO DE MADERA DE PINO  SEPARANDO LAS TABLAS 10 MM.  Y SOBRE ELLAS DIRECTAMENTE EL ZINC. QUEDARÍA GARANTIZADA UNA BUENA CÁMARA DE AIRE Y LAS DEFORMACIONES DEL ZINC SERÍAN INFINITAMENTE MENORES Y A PODER SER LA INSTALACIÓN TRATARLA POR EL SISTEMA DE JUNTA DE LISTÓN.

 

CUMALSA, S.L