HOTEL EL LODGE, SIERRA NEVADA

PIZARRA DE VALDEORRAS  LUCE EN EL HOTEL MAS LUJOSO DE SIERRA NEVADA

  (VER IMÁGENES )

LA PIZARRA, SÓLIDAMENTE LIGADA A LAS NOTABLES CONSTRUCCIONES SERRANAS, CORONA EL HOTEL  EL LODGE .

En Plena estación de esquí. Enclavado en una pequeña ladera, como mordiendo la montaña, se  enclava uno de los hoteles más lujosos del mundo dentro del turismo de la nieve.

Un Hotel de referencia para un público con gran poder adquisitivo. EL GRAN HOTEL EL LODGE.

Su Origen data de hace más de 22 años, reformado en 2013.

La  fatídica mañana del miércoles, 3 de enero de 2014, sobre las 9 , sorprendía un devastador incendio, 20 empleados y unos 32 clientes que allí se encontraban fueron testigos de principio a fin , viendo con impotencia  como  en apenas 5 horas,  la estructura de madera y con ella todo el  contenido del hotel se consumía aJigantadamente, nada pudieron hacer más que contemplar lo inesperado, EL HOTEL EL LODGE DESAPARECIA Y QUEDABA REDUCIDO A UN MONTÓN DE CENIZA.

Sus propietarios, se resistieron a ver el espacio vació. La Compañía Alpinne Resort, del grupo Marbella club, de inmediato empezó a gestionar la Construcción de un nuevo hotel, como buscando la resurrección del anterior.

Doña Tatiana Gutierrez Juarez, arquitecta, asume el reto de proyectar la nueva obra, asistida en todo momento por D. Rene Primelles, un rigorista consumado aparejador. La Conocida Empresa Jamena, S.l se encargaría de coordinar y llevar a cabo la carga de la construcción, al mando del Ingeniero de Edificación D. Jesús Sánchez Blanco. Así un lunes, 15 de septiembre de 2014 se pone en marcha la nueva obra, para ser inaugurada en noviembre de 2016. Un año frenético para dar vida a la majestuosa construcción, que solo ocupa unos 500 m/2.cubierta 2

A partir de su cimentación se construye íntegramente en madera, Madera que se porto directamente desde Finlandia más de 25 trailers fueron necesarios, con ella se hizo toda la estructura e interiores. Desde el principio estaban claros los materiales principales del proyecto, que establecen una estrecha relación con la tierra y el paisaje. Madera, piedra, cristal y pizarra de  Valdeorras,  protegen el nuevo Lodge.

Las cubiertas de pizarra desempañan un papel fundamental, por eso  han sido minuciosamente estudiadas desde el principio, La pizarra protege las espacios más poéticos del hotel, la última planta que alberga las mágicas suites con amplias terrazas dotadas de jacuzzi  y saunas.

Se opta por estudiar una cubierta singular, conscientes de la importancia del hotel  y el clima a la que va a estar sometida. Del estudio se encargo la empresa Cumalsa, s.l. conocedora del resultado que da el noble material en climas tan extremos, no en vano cubrió el también prestigioso Meliá Sol y nieve, ubicado igualmente en la sierra Granadina.   Partiendo de la estructura de cubierta, se opta por un soporte a base de madera y aislamientos, todo ello hecho in-situ. Para finalmente rematar con piezas de pizarra de 40x22mm. de la firma valdeorresa Intradima,  solapadas hasta 10 cm. Igualmente se han diseñado paranieves especiales, calculados para poder ser calefactados. Desde los balcones que dan a la fachada principal se pueden contemplar las cubiertas inferiores en las que se empeló  pizarra de 40×25 de abundante grosor, ofreciendo así una imagen espectacular.  Lo mismo sucede  en la terraza, que está adornada con un chiringuito de unos 50 m/2 coronado por una cubierta poligonal, que se puede contemplar y hasta tocar. Aquí se empleo la misma pizarra gruesa, impresiona su color natural con el contraste de la nieve, da la sensación de un cuadro vivo. Fue tal la acogida de la pizarra que decidieron aportarle más nobleza a las jardineras que embellecen el entorno, coronándolas con pizarra de 3 cm de espesor. Consiguiendo así un espacio único en donde predominan los colores naturales paisaje, madera y pizarra natural

El hotel, de diseño buscado, encaminado a crear un oasis en plena montaña que favorece el bienestar de los más exigentes. Se encuentra a escasos metros de una de las numerosas pistas de esquí, de hecho que se puede acceder directamente para llegar esquiando hasta los principales remontes.  Consta de 25 lujosas habitaciones, entre ellas 7 suites, la más grande de 80 m/2. Un cubo central acristalado  da acceso a las dos alas en las que se encuentran las habitaciones. Las cristaleras aportan una naturaleza temporal poética, que se hace eco con el reflejo del paisaje renovado circundante. La decoración interior cautiva desde el momento que se pasa la puerta principal. Da la bienvenida una acogedora cafetería y unos ricos salones que invitan a la contemplación sin moverse.  La madera cierra cualquier espacio, la piel está muy presente. Toda la decoración está pensada para un edificio alpino. Las lámparas, se repiten como replicas de enormes cornamentas, todo el mobiliario está repleto de maderas naturales. Acogedoras terrazas exteriores permiten el disfrute y la contemplación del paisaje y de una obra única que no se puede fotografiar, ni en cámara ni en retina  sin la pizarra de valdeorras.