FERCAM DE MANZANARES

LA CÚPULA DEL FERCAM  DE MANZANARES SE VISTE DE GALA, CON DISEÑO DE CUMALSA, S.L. .

VER IMÁGENES DEL PROCESO 

22 toneladas de madera de pino y cercanas las 10 toneladas de chapa de zinc han sido necesarias para proteger, para vestir con chapa de zinc a modo de  traje de gala, la  soberbia estructura del pabellón del  FERCAM DE MANZANARES.

Cumalsa , S.l. ha sido la encargada de diseñar,  desarrollar, planificar y ejecutar la instalación de la nueva

cubierta de chapa de zinc que luce la prestigiosa edificación.  Un resultado final que cautiva las miradas más exigentes.

A 170 km. De Madrid, con acceso desde la N-IV, se encuentra Manzanares, Un pueblo que se acerca a los  19.000 habitantes. Situado en una inmensa llanura,  muy vinculado a la vid y a los cereales. Cuenta con importantes polígonos industriales, infraestructuras y lugares de ocio envidiables.

Integrado en el casco urbano, a escasos minutos del centro se encuentra el  RECINTO FERIAL FERCAM, (FERIA NACIONAL DEL CAMPO DE MANZANARES)  en pleno aire libre, ocupa una superficie de 120.000 metros cuadrados. Se valoran sus eventos feriales de exposición de maquinaria agrícola, obra pública, riegos, automoción  y sector alimentario, dentro de los más importantes de España. Celebro la 1º edición allá por el año 1960, El pasado año   la 57ª edición con 185 expositores, representados por 781 marcas comerciales , con un  valor de maquinaria de más de 29 millones de euros. Según  los estadistas, más de 100.000 visitantes acudieron a visitar la prestigiosa exposición en pleno mes de julio, que es cuando  se celebran estas jornadas.   El recinto recoge diversos actos durante todo el año. Destacar que permanece abierto a diario sirviendo como lugar de paseo, son innumerables las personas que caminando, haciendo de porte o en bici, se pueden ver a lo largo del  día.

El recinto cuenta con buen número de infraestructuras, distraídas entre una  abundante arboleda .  Destaca sobre todo un pabellón en planta de cruz  cubierto de 3.000 m/2. Formando parte del amplio espacio ,  entre los brazos y el final   del stipes. Perfectamente integrado irrumpe   lo más singular y poco visto en lugares de estas características. Un edificio de planta circular coronado por un domo geodésico que supera los 1000 metros cuadrados, descompuesto en 32 gajos y 4 cambios de pendiente, todo ello de presencia poligonal. La singular edificación, en su origen fue cubierta con chapa de zinc. Motivos que no vienen al caso han obligado a retirar toda la  cubierta y realizarla nuevo.

No ha sido fácil encontrar una solución constructiva partiendo de la base de que tiene que ser funcional  y duradera y a la vez favorecer en belleza al recinto. Se han  tenido muy en cuenta  todos los factores enumerados. Se busco darle a la cubierta un significado diferente, algo   poco visto hasta la fecha  en edificaciones de este tipo. Buscamos impresionar a  quienes sencillamente le dirijan la mirada. Sabemos que por la importancia del recinto,  el trabajo va a estar expuesto a todo tipo de ojo crítico,   todo  se tuvo en cuenta  a la hora de diseñar la instalación. No es esta la primera vez que el técnico que desarrollo este sistema interviene en similares edificaciones, de la misma forma desarrollo entre muchas otras la instalación del  MUSEO DEL JURASICO y la ESTACIÓN DE FERROCARRIL DE CÁDIZ, matizar que esta última están sus 22000 metros cuadrados de cobre  instalados con junta de listón, no junta alzada como alguien asevera, solo hay que mirar tímidamente una imagen para darse cuenta. 

Mes y medio de trabajo real  ha sido suficiente  para dar vida a todo ese  trabajo que  realizó a la antigua usanza, tenemos muy claro que así responden eficazmente las cubiertas de zinc. Confiamos en el soporte de tabla de pino. Por las investigaciones que vamos realizando, nos decidimos por la chapa de zinc natural de 0,65 mm. de espesor  de la marca ELZINC, conocemos de primera mano sus vanguardistas sistemas de fundición tratamiento y laminación, hasta el momento se ajustan a nuestras exigencias.

Cuando están tan de moda los sistemas de junta alzada, belga y tantas artimañas constructivas. En cumalsa hemos tenido como nunca la oportunidad de realizar el trabajo como lo hacían nuestros antepasados, aquellos que con sus manos y unas simples herramientas realizaban sus trabajos que aún se pueden contemplar por todo el mundo. En el FERCAM, como a modo de homenaje, hemos querido seguir esos sistemas tradicionales.

El tonelaje de zinc se sirvió en bobinas de un par de coladas diferentes. Se han descompuesto en nada menos que 2492 piezas individuales que no superan ninguna de ellas los 2 metros de longitud ni los 65 cm. de ancho.  Todas las chapas se han cortado y plegado a mano  utilizando más de 10.000 medidas.

Todo se hizo armonizado para terminar con un aspecto soberbio. Por este aspecto que ofrece se puede codear con las mejores obras de zinc realizadas hasta la fecha en nuestro país.

EN MANZANARES SE ENCUENTRA.  MERECE LA PENA VERLA.

 

CUMALSA, S.L.

CORROSIONES EN LA PLANCHA DE PLOMO

PODRÍA SER ETERNO Y ASI LO DEMUESTRAN MUCHOS OBJETOS ENCONTRADOS.

 

No es la plancha de plomo un producto que en la actualidad se emplee ampliamente en cubiertas,  los metales más empleados son la chapa de zinc o plancha de cobre.

En la actualidad, el empleo del plomo, va más destinado a la rehabilitación de cubriciones realizadas de muy antiguo u otras cubriciones de edificios que por su singularidad lo requieren, bien para las propias cubiertas o para la protección de ornamentos cornisas u otros muy escogidos.

Siempre hemos entendido el plomo , por sus características, como  uno de los más duraderos, ello a juzgar por la longevidad que presentan la mayoría de las cubiertas realizadas con este metal.

Nuestra larga trayectoria, el movernos por infinidad de lugares  nos da  esa gratitud de poder ver de primera mano comportamientos en los metales de cubrición que en la lejanía nos podian parecer hasta imposibles. Mantenemos de siempre que   el mejor laboratorio de ensayos es el tiempo. Solo hace falta el paso del tiempo, inquietudes y buenos conocimientos para llegar en muchos casos a conclusiones firmes.  Poco o nada habíamos deparado en la investigación del plomo mas allá de conocer lo básico con datos muy vagos . A la vista de algunos resultados nos hemos dado cuenta de nuestro exagerado ayuno en el conocimiento y comportamiento del plomo en cubriciones.  en el catastrófico resultado que puede llegar a dar.    Lo he dicho antes, lo vemos como uno de los mejores. Vamos llegando a importantes conclusiones, en la mayoría de los casos, ocurre también en otro tipo de cubiertas, concluimos en que la causa principal que lleva a la ruina a los materiales es el desconocimiento absoluto a la hora de instalarlos.

 Nunca nos  hemos  atrevido a hablar del posible comportamiento negativo del plomo, pues los datos  que hemos  ido teniendo hasta la fecha han sido muy escasos y siempre que hicimos alguna intervención en este tipo de cubriciones, la impresión ha sido buena y no nos provoco a profundizar en el estudio.

Recientemente hemos realizado una intervención en cubierta de plomo que nos alarmó, pues la corrosión, lo que nunca imaginamos, fue  de tal gravedad que termino arruinando completamente la cubierta y afectando sustancialmente al soporte. Imaginémonos una cubrición con un soporte hecho a conciencia, podíamos decir que hasta exagerado, realizado con los mejores materiales, materiales que conocemos y los entendemos de alta calidad. Podríamos decir que el soporte sin más podría resolver la impermeabilización por muchos años, lo paradójico es que se instaló plancha de plomo para asegurar fielmente la cobertura. Tratándose de un espacio noble, que mejor que el plomo para cubrirlo de perpetuo . Lamentablemente el plomo, en pocos años se destruyo y de no haber acudido a tiempo hubiese terminado de destruir el magnífico soporte y hasta los elementos estructurales, a los que afecto gravemente. En este caso, el material que se consideraba tenía que llegar a viejo no paso ni la adolescencia.  Nació gravemente enfermo, pero eso nadie lo sabía. Apelamos mucho en nuestros articulos al término desconocimiento.     llamamos desconocimiento, a desarrollar sistemas constructivos sin tener contrastado su comportamiento. Hacer las cosas con la ceguera de que como los materiales son buenos sirven para todo no siempre da buen resultado.  

soporte descompuesto

El fenómeno no puedo ser  más interesante. Ello nos ha incitado a hacer una investigación a fondo de los elementos causantes. Hemos realizado un minucioso trabajo de investigación basandonos  en el comportamiento físico-químico del plomo en combinación con cada uno de los elementos que conformaban el soporte. A resultas de una combinación de elementos empleados de la máxima calidad de lo que a priori se podía entender com una cubrición eterna, con garántias absolutas de impermeabilidad, Nunca nos lo hubiesemos imaginado, lo  que puede ocurrir cuando se combinan algunos elementos metálicos y no metálicos, o se hace una instalación basándose en que al ser el material tan bueno, hágase como se haga va a rendir. El resultado es puramente imprevisible , ni  llegamos a pensar, ni acertamos a entender   como ciertos   fenómenos tan simples puede acabar destruyendo un metal del que se han encontrado restos de miles de años enterrados y en perfecto estado. Podemos poner el simple  el ejemplo visible de  los estanques de las fuentes en el Real sitio de la Granja o su empleo en el palacio de Carlos V en Granada  . La realidad, como siempre, nos termino mostrando la parte más negativa de algo que tenemos por muy bueno.pero no por él, no, provocado por los adyacentes.  Todas nuestras conclusiones nos hacen inclinar hacia lo mismo , no es el culpable de la ruina el material finalmente empleado, que va, es el desconocimiento a la hora de instalarlo.

El trabajo de estudio que hemos realizado se basa, como todos los que presentamos, en un minucioso estudio que concluye en deshilar los motivos reales por los que el plomo llega a corroerse hasta tales extremos que lo dejan totalmente inservible.

 Nota: Para la recopilación delos  datos que nos han llevado a esta publicación  se han tenido en cuenta varios trabajos en obras perfectamente identificadas.

Por la importancia que creemos que tienen nuestro trabajo de investigación realizado en este caso, tenemos la redacción a disposición de los interesados en nuestro departamento técnico, al que es necesario registrarse para poder acceder.

CUMALSA, S.L.

 

REPARACIÓN DE CUBIERTAS DE COBRE

En Cumalsa, s.l, trabajamos con los materiales de cobre, plomo, zinc  y pizarra . De Todos ellos es sobradamente conocido su resultado en  cubiertas de edificaciones.

Si tuviésemos que mantener un orden por su durabilidad, según nuestras propias investigaciones, situaríamos como más longevo el cobre, siguiendo el orden mencionado al principio. No cabe en este artículo hablar de las excelencias del material, que si las tiene. Corresponde hablar de porqué a pesar de ser un metal al que se le presume una durabilidad extraordinaria,  en no pocas ocasiones exige de importantes reparaciones, superándole los demás en resultado efectivo en el tiempo.

En comparación con los otros metales con los que trabajamos, nunca hemos llegado a ver una chapa de cobre corroída hasta el punto de estar perforada. Hemos hablado mucho de las corrosiones que por diversos motivos sufren los metales. En el caso del cobre, si vemos corrosiones, pero en ningún caso  hemos llegado a ver la chapa destruida o inservible. Para apoyar más la insistencia de que el cobre es duradero, hemos comprobado cubriciones de cientos de años y están perfectamente servibles, es más, son la mayoría de extraodinaria dificultad de ejecución, sin embargo, no solo permanecen incorruptas sino que ofrecen una peculiar belleza.

¿Cuál es entonces la causa o causas que obligan a tener que hacer reparaciones en las cubiertas de cobre?. Nuestra respuesta es muy sencilla. Una precaria instalación. Es así. De lo anterior dicho, cualquier profano puede concluir, que si el cobre no ofrece absolutamente ninguna duda para su empleo, si a priori descartamos las corrosión de origen químico y en breve plazo permite filtraciones de  agua. ¿ qué sucede y porqué ? Insistimos, una instalación incorrecta es la causa, no cabe otra. Pero que entendemos por    incorrecto, en este caso instalar el material aplicando técnicas chapuceramente vanguardistas,  a terminar pronto y salvar el presupuesto presumiendo de oficio, a lo que ayuda un  desconocimiento absoluto del  comportamiento físico del metal en   el tiempo. Es repugnante ver como una cubierta de considerable  precio, de calidad inigualable, necesita de reparaciones   hasta el punto de llegar a desesperar por impotencia  a quienes tienen que soportar los daños y afrontar los gastos.

No podemos descartar que en una instalación, por cualquier motivo, ocurra algún desajuste que termine dando algún susto, eso sería pasajero. Lo grave es cuando los desajustes se suceden y se reparan asistidos por la misma  similar ignorancia que cuando se realizo el trabajo.

Los metales están sometidos a importantes dilataciones, en el caso del cobre es buen conductor y acumulador, lo que  Sumado  a su importante coeficiente de dilatación ya tenemos suficientes datos  a tener en cuenta  en la instalación. Si sabemos de las dilataciones, no se pueden  poner obstáculos a los seguros movimientos clavando las chapas de forma incontrolada.    Cuando empleamos adyacentes para hacer efectiva la estanqueidad de la chapa en algunos encuentros, pasamos por alto las condiciones a las que van a estar sometidos estos complementos y que son desconocidos los que resisten en el mismo orden del metal.

La mayor parte de los defectos que observamos en una cubierta de cobre, derivan de roturas por fatiga o descomposición de amalgamas que se utilizan en defecto del estaño. Igualmente nos encontramos estañados corroídos, aquí también conocemos la causa y es aleación de estaño plomo baja en estaño.

No podemos termina este artículo sin decir que la mayoría de cubiertas de cobre están instaladas sobre tableros, que aún llevando láminas separadoras, la humedad que se filtre va a ir a parar en algunos puntos al tablero, con la consiguiente degradación de este.

A diferencia de otros metales, el cobre, aún con muchos años admite reparaciones efectivas a base de estañados o pequeñas prótesis en aquellas zonas que lo precisen y por ser la grieta excesiva no garantice solo el estañado. Lo mismo ocurre en encuentros o quiebros. Cuando se vea una rotura, hay que averiguar la causa y repararla de raíz. Lo que nunca se debería hacer es reparar con amalgamas, telas u otros complementos. UNA CUBIERTA DE COBRE, SI SE ACUDE A TIEMPO, SE PUEDE REPARAR DE FORMA EFECTIVA Y DEFINITIVA. PARA ELLO SE REQUIERE DE UN MINUCIOSO ESTUDIO, ANALIZANDO HASTA EL EXTREMO LAS CAUSAS QUE OBLIGAN A LA REPARACIÓN Y ASI PODER LA FORMA EFECTIVA DE HACER LA REPARACIÓN.

CUMALSA, S.L

Todos nuestros artículos son redactados por nuestro personal  utilizando nuestros propias fuentes de investigación, cualquier parecido con otros similares son mera coincidencia,  Nuestras publicaciones   están protegidas por derechos de autor, no se permite ni el copiado ni la difusión completa o incompleta sin autorización por escrito del autor.

M.A

 

Reparación de cubiertas de zinc


¿Cuál es la causa que obliga a las reparaciones en cubiertas de zinc?

la chapa de zinc necesita de ulteriores transformaciones superficiales para rendir exitosa en el tiempo. la teoría confirma que, un envejecimiento no acosado por la agresividad de materiales adyacentes es lo sustancial para que el metal de sus máximas prestaciones de funcionalidad y estética a lo largo de los años. Desafortunadamente la realidad difiere rebosante de la teoría, penoso es contemplar  el comportamiento de muchas cubiertas de chapa de zinc que con muy pocos años presentan un estado ruinoso. 

Concebimos el ZINC como  duradero optimo para su empleo en cubiertas , que además da un aspecto singular    a cualquier edificación. Por otra parte,  hay una variada oferta de acabados, que se amoldan a las necesidades estéticas más exigentes imaginables para cualquier facultativo de la construcción que quiera dar una nota añadida de singularidad a sus obras. ¿ pero que está ocurriendo?.

Con el paso del tiempo,  vamos asistiendo a ritmos cada vez más agigantados a la vista de cubiertas que están dando serios problemas de agrietamientos ,corrosiones u otros. En cumalsa, s.l. hemos tomado en serio  estos fenómenos, tenemos la más magnífica de las  oportunidades, que es la poder  estudiar multitud de cubiertas utilizando como laboratorio el paso de los años, de hacer nuestros propìos ensayos e ir llegando a conclusiones inéditas.  Imprescindible es  analizar  en profundidad para averiguar las principales causas y así poder configurar soluciones  eficaces. Lamentablemente muchas veces se llega tarde y la solución conlleva únicamente al desmontaje integral de la cubierta y su soporte.

No acertamos a entender como nadie se atreve a hablar del nefasto resultado de muchas y relevantes cubiertas que se han ido realizando siguiendo las pautas marcadas por “técnicos” incluso fabricantes e instaladores que presumen de llevar en sus  alforjas años de historia en el montaje. El caso es que los resultados son patentes y la necesidad de reparaciones abundan en demasía. Es complicado de entender como el fenómeno de la corrosión en muchos de sus sentidos científicos, es la principal causante de la ruina de la chapa hasta límites dificilmente en un principio sospechados, es decir: la destrucción integra del metal. No nos referimos a casos puntuales o aislados, no, se da la fatidica circunstancia de que abundan en demasía  por toda la geografía.

Con frecuencia venimos informando de una de las causas más evidentes que provocan  corrosión en la chapa de zinc . Lamentablemente seguimos viendo como se siguen realizando cubiertas con el mismo criterio de instalación que las  que están en estado ruinoso. Es difícil de entender que  a la vista de corrosiones se llegue a cambiar una chapa utilizando el mismo soporte, o peor: poner una chapa nueva sobre la destruida. Esto nos puede llevar a pensar que la desconfianza se centra en el mal resultado de la chapa, por eso; cambiándola queda todo resuelto. Pero no, no es asi, ya que al cabo de poco tiempo el desastre generalmente no solo reaparece, también se extiende.

El ZINC: hemos hablado hasta la saciedad de que el zinc  está perfectamente concebido para su utilización como material de cubrición y así lo demuestran infinidad de obras realizadas por todo el mundo. Son conocidas cubiertas  de zinc muy longevas y sin acusar más problemas extraordinarios que los típicos de cualquier cubierta, quizá que por falta de mantenimiento, en algunas cubiertas  haya engroses de elementos sólidos sobre la chapa  o en los canalones, o algún ínfimo fallo en remates complicados.Tenemos que diferenciar esos resultados negativos provenientes de causas típicas de otros más preocupantes como pueden ser las roturas, soldaduras reventadas o  corrosiones, siendo estas últimas las más preocupantes.

Es penoso ver  como en nuestra actualidad alguien se atreva a resolver reparaciones o  algunos remates con siliconas  masillas, láminas asfálticas  o pinturas de caucho, sabido es que eso no funciona en el tiempo. Los remates han de resolverse con plegados o soldando con estaño al  50%, atendiendo siempre a las posibles dilataciones y realizados por   oficio que sepa de soldadura, pues para este tipo de prácticas hay que disponer de un buen oficio con mucha pericia.

(Vista de diferentes reparaciones , corrosiones en la chapa y catas)

 

Vemos con frecuencia Canalones unidos con elementos sintéticos al igual que juntas de dilatación resueltas con materiales de caucho o neopreno. Estos, por cierto exageradamente caros, por lo que vamos viendo tienen una vida muy limitada . Aunque también nos encontramos con soldaduras de estaño resquebrajadas. En el primer caso, ya sabemos que las soluciones con elementos sintéticos no son las optimas ni van acordes con la durabilidad de la chapa de zinc. En el segundo , si  el estaño se resquebraja  es causa de déficit en la aplicación. Leer más

Concatedral de Ferrol

UNA CUBIERTA PARA LA HISTORIA

Linterna realizada en cobre de 2 mm. toda ella diseñada por Manuel Álvarez, junto con el Arquitecto Antonio Bouza Pita, allá por el año  2003. No fué esta la única obra en la que coincidieron, pues antes lo hicieron en la Iglesia de Santa Rita de Xubia  (Narón),  En su origen  tenía la cubierta de pizarra, esta se cambió por chapa de zinc, para lo que se preparó un soporte poco habitual, entablado de alerce de 30 mm. de espesor.

El diseño de la cúpula fue pura inspiración desarrollada por los autores.  Se partió de la base original de hormigón, un octógono irregular, sobre el cual se proyecto un subestructura compatible a base de acero inox. Toda el trabajo de  fabricación de la linterna, de 6 metros de diámetro, se hizo en taller, previo diseño en gráfico en tres dimensiones. Se repartió en varios tramos para poder efectuar el traslado, de tal manera que la puesta en obra se materializo ensamblando las diferentes piezas previamente estudiadas para que los puntos de unión puedan absorber  íntegramente los ulteriores movimientos de la chapa, Los puntos críticos de unión se soldaron en taller, para lo que se utilizó soldadura eléctrica, fundiendo los elementos a unir con pequeños aportes de cobre.   las  la aguja se hizo en acero inox en la que se puede contemplar una sólida cruz, trabajada en los talleres Delpon de O Barco,  previa una bola de cobre repujado, realizada por los hermanos Mondelo de As casas Baratas ( O barco de Valdeorras). Todo rematado finalmente por un pararrayos perfectamente integrado.

Una maravilla de obra que puede pasar desapercibida, pèro según se empieza a contemplar  va resultando de  un impresionante interés artístico.

 

REFUGIO DE ARTIGA DE LIN

REFUGIO DE ARTIGA DE LIN.

 

Una mimada edificación plenamente integrada en el impresionante paisaje que configura la zona de ARTIGA DE LIN

Solo, codeándose con la hermosura natural que ofrecen praderas arboledas y agudizadas montañas, todo ello cubierto  por una inmensa alfombra de infinito colorido,  allí se encuentra el refugio. Una mimada y exquisita edificación plenamente integrada en el extenso cuadro de un hermoso paisaje. El clima extremo va a ser eternamente verdadero verdugo del singular  edificio. Para proteger la obra  frente a las más variadas  inclemencias meteorológicas, el proyectista eligió la chapa apostando por el  zinc. Un  riguroso sistema asistió la instalación de principio a fin, teniéndose en cuenta escrupulosamente todas las adversidades que puedan afectar en el tiempo al prestigioso metal. Los trabajos de instalación fueron confiados a Cumalsa, s.l. la que desarrollo toda la ingeniería de detalles, poniendo en práctica la constante de funcionalidad y estética. Entre todo  hemos tenido muy en cuenta la multitud de personas que a diario se acercan al lugar

bty

, pensando en ellos pusimos el máximo empeño para que puedan deleitarse en su contemplación.  Se empleó chapa de zinc natural de 0,7 mm. de la marca “ELZINC” toda la manufacturación de la chapa se llevo a cabo en la propia obra, realizando así “un traje de gala a medida para una obra tan significativa”. Se cubrieron faldones, un alzado y aleros. Toda la chapa fue instalada sobre entablado de madera de pino separada, fijada mediante grapas inoxidables, cuidándose hasta el extremo la absoluta libertad de las chapas para poder moverse sin el más mínimo obstáculo  en los ciclos de dilatación y contracción a los que permanentemente van a estar sometidas. Se han tenido en cuenta los alineados hasta el más mínimo detalle, haciendo coincidir la anchura de las chapas con las diversas líneas de ventanas, creándose así un armonioso simulacro de cuerdas de arpa enmarcado por el alineado envolvente de la fachada. En los faldones se instalaron las chapas al tresbolillo, resaltándose así un llamativo relieve. Los aleros se forraron con chapas armoniosamente cortadas. Todo ello   obligara al visitante a su contemplación que a buen seguro lo van a complacer distrayendolo  por momentos  de  de la circundante naturaleza.  Con seguridad podemos decir que el refugio es el único de estas características que hasta ahora hemos podido ver en un espacio de tal interés turístico. Sin duda,  el paisaje merece la pena, pero la singular edificación invita a  ser contemplada,  imposible  pasar desapercibida a cualquiera de los cientos de visitantes que a diario acuden al impresionante lugar. 

EL LUGAR.

No podíamos cerrar este artículo sin mencionar el interés que ofrece Artiga de Lin, un lugar al que acuden a diario cientos de amantes de la montaña.

Un paraje de impresionante belleza natural   que se sitúa a dentro del Valle de Aran.

El  esplendoroso lugar de impresionante belleza natural , se separa apenas 10 Km. Del pico de Aneto. Se accede desde el pueblo de ES BORDES, que dista 7 Km. De Viella en dirección Francia.

Una pista forestal de elevada pendiente, asfaltada, separa 9 Km. El pueblo de la explanada de Artiga. Se puede acceder perfectamente en coche hasta un aparcamiento próximo. El transitar por esta pista ya merece la pena, dese el principio va obligando de  de lleno al visitante en la contemplación de la impresionante vegetación toda ella de colores frescos, con innumerables variedades de frondosos árboles   que se elevan durante todo el recorrido.  Durante el trayecto se pueden encontrar , bien acondicionadas, zonas de descanso con sus mesas y barbacoas. Igualmente se pueden encontrar un par de restaurantes de montaña que ofrecen suculentas comidas. A penas 2 Km. Antes de la llegada al refugio hay un holgado aparcamiento y la caseta de información. A unos 100 m. se sitúa una Ermita, desde la que salen frecuentes trenillos abiertos que pueden utilizarse para llegar hasta el refugio.

(ver imágenes)

M. Álvarez

EJECUCIÓN DE TRABAJOS EN PLOMO

“PLANCHA DE PLOMO” EJECUCIÓN DE TRABAJOS .

Trabajar el plomo no es cosa fácil, hay quienes se atreven a hacerlo basándose en que al ser tan buen metal lo va soportar todo. La verdad es que sí soporta, eso si se instala adecuadamente, de lo contrario la ruina, más bien inmediata, está asegurada. Lamentablemente  las cubiertas o cubriciones  de plomo que requieren de mantenimiento o se encuentran en estado ruinoso son las realizadas en épocas más recientes, con no más de 20 años.  Sabemos de las cualidades de la plancha de plomo y no debería de requerir mantenimiento, la realidad es bien distinta, en la mayoría de los casos el   mantenimiento significa reparación o sustitución de planchas enteras o incluso la totalidad de la cubierta. El problema añadido es que cuando la cubierta no funciona el soporte también se ve afectado. En la mayoría de los casos se valora el estado de la cubierta a la vista de las humedades interiores o exteriores.   y todo ello por una planificación despistada asistida de instalación inadecuada.

Nos ha tocado, en alguna ocasión, desmontar cubriciones de plomo muy antiguas, por documentación nos consta alguna de  1718.  En ella, como en muchas otras,   pudimos estudiar minuciosamente un sinfín de singularísimos detalles. Siendo el destino de la plancha más bien para obras muy singulares en las que no se podían improvisar,  seguramente como en muchos otros casos, los instaladores procedían de Flandes, ellos gozaban de oficio destacado y de aquellos artesanos habrían  podido a penas  aprender algunos de sus asistentes nativos que ellos y sus pupilos se han  ido perdiendo con  el tiempo.

Ya en aquellos entonces, los maestros de obras,  eran muy conscientes de la importancia de las cubiertas, si tiramos de historia, veremos con que materiales se cubrían edificios majestuosos por cualquier pare del mundo, nos vamos a ir encontrando con el plomo, el cobre y la pizarra con diferencia de otros.

Los operarios que trabajen el plomo (plomeros) han de gozar de una nutrida experiencia, práctica y pericia además de conocer algunas de las características del metal. La plancha de plomo requiere de un exquisito cuidado en su instalación, importantísimo es el soporte y la atención a las fijaciones que deben ser de materiales compatibles con el plomo, póngase por ejemplo el cobre. Igualmente hay que tener muy en cuenta los futuros movimientos que va a tener el metal, en esos movimientos no puede haber obstáculos que los frenen, la consecuencia sería la deformación y posterior rotura. Muy importante que la superficie sobre la que se va a poner la plancha de plomo este perfectamente lisa y con garantías de que no se verá degradada por ningún elemento. Siempre que hemos desmontado cubriciones antiguas, nos hemos encontrado con el soporte de madera maciza, incluso yeso. En el caso de la madera, suele estar ligeramente separada y las tablas de poca anchura, con ello se garantiza una pequeña ventilación que evitará minúsculas condensaciones que podría afectar a la madera. En soportes de yeso, siempre hemos visto un elemento separador, generalmente papel común de prensa o de estraza.

El plomo se ha utilizado mucho y aún se utiliza para la coronación de muros, sobre todo en edificios singulares. En estos casos no es muy recomendable acudir a la madera para regularizar las superficies, pues puede llegar a degradarse por la propia humedad de los muros, el yeso tampoco sería efectivo, lo más indicado es acudir a morteros, más bien ricos, posteriormente un fieltro intermedio o simplemente papel de estraza. Nunca se debería poner directamente sobre piedras bastas, pues terminarán  punzonándolo.  En los últimos tiempos, la mayor parte de los trabajos que se acometen con plancha de plomo son de restauración. Siempre nos encontramos el mismo dilema común que es el de los encuentros contra paramentos verticales. Es aquí donde intervienen los elementos sintéticos que van a durar desde luego menos que el plomo. Estos encuentros pueden parecer delicados de resolver, pero en realidad son más sencillos de lo que algunos lo pintan si tenemos en cuenta que el plomo es un excelente sellador. Se pueden preparar amalgamas a base de aceites vegetales y productos químicos que son tremendamente efectivos y ya utilizados en las primeras aplicaciones de plomo. En este tipo de remates, la chapa que ha de ir pegada contra la perez ha de ser independiente de la principal, esta última en ningún caso ira clavada directamente.

Las uniones entre chapas en encuentros o quiebros se pueden resolver plegando el plomo con sumo cuidado si se  batea  ya que puede disminuir su densidad, Estas operaciones de plegados se han de hacer bajo temperatura adecuada, incluso se puede calentar ligeramente la plancha para que resulte más maleable. Si los pliegues ofrecen dudas se debe de acudir a la amalgama antes mencionada que se intermediará entre las chapa. La amalgama tienen la propiedad de ser elástica y perfectamente impermeable. El último recurso es el  estañado, quien lleve a cabo esta labor debe de tener practica suficiente y trabajar con aleaciones de estaño plomo adecuadas. Pocas veces se tiene que el plomo en el aire húmedo pronto pierde su brillo y se recubre de una capa de suboxido, este proceso permite que se manifiesten chorretones desagradables por donde discurre el agua que previamente paso por la plancha de plomo, esto se puede evitar con la aplicación de una mano de producto vegetal.

Para el resumen de este trabajo, se han visitado e  indagado diversas obras, entre otras,  tales como: Cuartel General del Aire ( Madrid), Monasterio del Escorial, Catedral de León, Catedral de Astorga, Casa de Botines (León) Catedral de Valladolid, Catedral de Palencia, Monasterio del Paular (Rascafría), Jardines y edificios en la Granja de S. Ildefonso , Iglesia de S. Sebastián ( Salamanca) Iglesia de S. Ildefonso ( Toledo) Palacio de Carlos V (granada) Finalmente Catedral de Ávila. 

M.A

(VER IMÁGENES)

FUNCIONAMIENTO DE LA CUBIERTA DE ZINC

Con frecuencia venimos publicando datos sobre los diferentes comportamientos de la chapa de zinc instalada en cubiertas  y de la necesidad de tener en cuenta una serie factores que creemos indispensables para su  durabilidad, diversas fuentes señalan uno como primordial     procurar una cámara de ventilación entre la chapa de zinc y el soporte, otros aseveran que es imprescindible para el zinc una cámara de ventilación interior. Para estos menesteres se dan varios soluciones que pasan por láminas generalmente erosionadas y así se entiende segura la cámara de ventilación. Leer más

SOPORTE PARA CUBIERTA DE CHAPA DE ZINC

cubiertas_de_pizarra_10_20131020_1714084302
Soporte de cubierta realizado con madera de pino

Mención destacada merece este apartado. El soporte, más allá de los cuidados a tener en cuenta en el momento de la instalación,  tiene una importancia vital para la ulterior vida del zinc, se vienen manteniendo una serie de teorías respecto al comportamiento interior de la chapa de zinc y se da como solución más fiable la de procurar una mal llamada cámara de ventilación, se suele aconsejar una lámina alveolar, la mal llamada lámina de ventilación. Se entendería mejor si precisásemos diciendo, por ejemplo, que es una lámina de polietileno de nódulos intercalados ( erosiones) elementos que permiten cierta circulación de aire entre la lámina y la chapa. No todas llevan como componente único el polietileno, Eso si, el nombre comercial en muy importante, pues parece ser que no todas las láminas tienen las mismas prestaciones . Ha surgido un gran dilema de  si unas son mejores que otras, todo a consecuencia de que se están manifestando corrosiones importantes en las hojas de zinc,  no falta algún alquimista que atribuye a las corrosiones como causa algunas marcas de la dichosa lámina, si bien tienen la solución  recomendando otras como majestuosas que para darle más ímpetu y credibilidad las etiquetan con unos precios desorbitados. El caso es que los vendedores atribuyen resultados magistrales a cada cual lámina  venden. Cuando surge  este tipo de debates, se llega a la conclusión de que algo de turbio hay,   si unas son mejores que otras y de ellas puede depender en cierto modo la durabilidad del zinc. Si entendemos la cubierta de zinc como duradera, que pasa con las que ya tienen puesta  esa lámina “mala ” o no tan buena . Los diversos estudios, las numerosas pruebas y ensayos, la numerosa información que llevo contrastando me van haciendo llegar a ciertas conclusiones que en otros textos voy desgranando,  como avance puedo decir que igual los que hablan de la lámina como posible elemento causante de las corrosiones, sin tener en cuenta lo que se entiende como corrosión polimérica, carecen de razón, aunque sí, algo puede tener que ver la lámina, pero no tanto como los ayunos creen. Si desgranamos teniendo  en cuenta diversos factores químicos y físicos que no por complicados  son desconocidos,  puede que encontremos alguna reacción entre la lámina y el zinc, pero vamos a ser claros y decir que la verdadera misión  de la lámina es separar el zinc del soporte y eso es lo que debería garantizar,  manteniéndose  inalterable y perenne en su estado inicial para conseguir en el tiempo un perpetuo  aislamiento entre los elementos madera, tableros u otros incompatibles y zinc.    En el contraste de información me he encontrado algunas empresas se atreven a promulgar que la cámara de ventila

DSCN4155
lámina descompuesta después de 12 años

ción es imprescindible. Gustaría conocer de esos afirmantes  algún dato más científico que la simple y socorrida auto alabanza de  decir  que se llevan “x” años el sector. No tengo ningún reparo en decir que en un principio he aconsejado lo de que la cámara de ventilación era absolutamente necesaria, como igualmente era  absolutamente profano en el conocimiento del zinc. Seguía las indicaciones de  la providencia divina alentada por las arengas  de vendedores de reconocidas firmas, bien es cierto que siempre realice, inconscientemente, cubiertas sobre maderas que al final me he dado cuenta que son compatibles, eso sí, sin tener ni la más remota  idea. Ese “San Benito” que me asiste desde casi siempre, el de llevar la contraria, en este caso me vino al pelo.  Después de diversos estudios, prácticas y años de investigación, se llega a la conclusión de que los que aconsejaban, una de dos, o falseaban la realidad o  no tenían ni puñetera idea.  Lo más llamativo es que las cubiertas de zinc en la antigüedad siempre se han realizado sobre maderas pináceas. Así lo podemos verificar en intervenciones que estamos realizando fuera de nuestras fronteras y que gozan de una cultura respecto a las cubiertas infinitamente mayor a la nuestra. El zinc se ha utilizado para coronar majestuosas edificaciones repartidas por todo el mundo y muchas ahí están, tristemente en nuestro prospero país nos encontramos cubriciones publicas y privadas con escasos años de existencia en estado absolutamente ruinoso y seguimos ” R que R” nadie se atreve ni tan siquiera a opinar, una expresión muy popular ” se puede revolver el gato”  Es  más importante adornar el producto zinc,, del que la madre Marketing cada poco  paria una novedad más novedosa, asistiéndole de las infalibles herramientas, las máquinas y los adyacentes homologados, todo homologado y con ello se conseguiría una cubierta inigualable, Permítase una expresión  muy utilizada en las redes sociales, ” ja,ja y muchos jas” ¿ y cuando el zinc se corroe  que?, nadie se atreve a difundir conclusiones mínimamente concretas, puede que la lámina, agentes atmosféricos. instalaciones deficientes o algún espíritu toca narices. El caso es que nos vamos encontrando numerosos casos de corrosión de los que no dudamos en absoluto que en la máxima mayoría son consecuencia de soportes incompatibles. 

Podemos aseverar, por pruebas que tenemos realizadas, que una cubierta de zinc puede durar muchos años y sin cámara de ventilación alguna, podemos basarnos, para estas manifestaciones, en probetas que llevan funcionando 17 años, en las que el zinc y la madera   que lo sostiene  (madera de pino) están sometidos a una humedad constante de entre el 68 y 73%, en donde incluso han llegado a destruirse por completo la mayoría de los clavos que sujetaban las tablas de madera, sin embargo,  el zinc sigue intacto ¿ es o no imprescindible la santa cámara de ventilación basada en una simple lámina? ¿ no sería mejor un soporte con garantías, es decir un soporte de madera sobre la que se puede instalar directamente el zinc sin el más mínimo riesgo ? No se nos olvide, el soporte de madera maciza tiene la particularidad de permitir una cámara de aire que favorecerá no solo al zinc, también a ella misma.

Pero cual es el problema y porqué decimos soporte incompatible, muy fácil, se da la circunstancia de muchos tableros aglomerados, por su composición, tienen un PH por debajo o muy por debajo de 5, es decir, excesivamente ácidos y esto al zinc no le gusta, pues en el momento que entren en contacto por algún medio, que puede ser acuoso se va a producir una pila en la que el zinc cede electrones quedando así con carga positiva y a la postre corrosión garantizada. 

Y, por qué defendemos la madera, muy facil tambien, la madera de pino se encuentra con un PH, entre 5 y 7, garantizado esta que no va  haber esas reacciones electrolíticas entre la chapa y los ácidos de la madera.

………….. Más en nuestro apartado técnico.  

M. Alvarez.